4 cosas que debes saber sobre el branding

Si el consumidor no conoce la marca, lo más seguro es que ésta se pierda en un universo de desconocimiento del que difícilmente podrá salir. Es por ello que es fundamental construir una marca y entender esta como un proceso continuo. Es así como nace el branding.

En pocas palabras, esta disciplina consiste en hacer que tu marca sea visible y recordable para la audiencia. Más allá de su definición básica, hay varios aspectos que debes saber sobre branding antes de comenzar a construir tu marca para la audiencia. Aquí te contamos de los más importantes.

1. Es un reflejo de la empresa

Cada empresa tiene sus valores bien definidos y los elementos que la diferencia de su competencia, cuyas esencias debieran quedar plasmadas a la perfección en la misión y visión de la marca.

La comunicación de marca hacia la audiencia debiera ser capaz de expresar de forma simple y clara la naturaleza de la empresa, por qué venden, bajo qué ideales, y por qué los clientes deberían comprar tus productos. ¿Eres innovador? ¿Estás al día con las tecnologías? ¿Tu marca es irreverente? ¿Tus productos son económicos? ¿Entregas el mejor servicio?

 

2. Debe estar enfocado

Aunque el branding debe comunicar la esencia de la empresa, éste también debe seguir una misma línea argumental y ceñirse a una sola dirección. Una marca que desea expresar todos sus aspectos positivos en diversos conceptos, resulta confusa y poco legible para los consumidores, y lo último que quieren estos últimos es perder el tiempo con un mensaje demasiado complejo, al fin y al cabo, están realizando una compra, no leyendo un libro.

Mientras más simple el mensaje y el logotipo, más memorable y más importante parecerá. Además, si éste es creativo e ingenioso, en una sola oración serás capaz de expresar diferentes beneficios de un modo más intuitivo, en lugar de enlistarlos uno por uno.

 

3. La consistencia lo es todo

Si uno se esfuerza en dar a entender una idea a su grupo de amigos explicándola de maneras distintas cada vez que los ve, solo terminará confundiéndolos y difícilmente retendrán lo que está queriendo decir. Con el branding y las marcas sucede exactamente lo mismo.

El mercado necesita ver una misma imagen, un mismo mensaje, de forma consistente y repetitiva. El branding debe comunicar cómo son las marcas de un modo homogéneo y cohesionado en cada plataforma, a cada audiencia, bajo cada tecnología, una y otra vez.

 

4. Es más que un simple logotipo

Esta es una de las máximas de la comunicación de marca: la estrategia debe ir más allá del logotipo, pues la audiencia interactúa con la empresa de diversas maneras. Por supuesto, es importante que cuente con uno -lo primero, sin ir más lejos-, pero tan importante como aquél es todo lo demás: el diseño del sitio web, la tipografía, el slogan y en suma cada punto que se relacione con ventas y mercadeo que sea visible para la audiencia.

El branding debe ser profundo en cuanto a los detalles, en cómo le habla a los consumidores. Debe utilizar la misma voz en sus productos y servicios, en la atención al cliente, en las descripciones y en la información.



¿Tienes algo que agregar? Déjalo en los comentarios